Sunsundegui | Actitud

Aetram: “ni siquiera el 10% de las empresas madrileñas aplican bien las nuevas modalidades de contratación del convenio regulador”

En la asamblea general de la asociación de discrecionales madrileños, Aetram, su presidente, Jesús Gonzalo, afirmó que las empresas madrileñas no están haciendo uso aún de las nuevas modalidades de contratación introducidas en el convenio colectivo firmado para el transporte discrecional en Madrid y que según afirmó, permitiría a las empresas mejorar su situación económica reduciendo sus costes laborales.

En su opinión, ni siquiera un 10% de las empresas madrileñas hacen buen uso de las nuevas modalidades de contratación, que entre otras cosas contemplan cómputos de horas más flexibles, contrataciones parciales, y salarios más asequibles, respetando los derechos adquiridos por los trabajadores.

De hecho, dentro de la nueva clasificación profesional se contempla el conductor oficial de primera, el conductor oficial de primera para transporte escolar, el conductor oficial de segunda y el conductor oficial de tercera. Este último, es un conductor con carnet D1 que puede realizar cualquier tipo de transporte de viajeros en vehículos hasta un máximo de 17 plazas. Una vez llegado a la edad de 24 años y conseguido el carnet D, pasará a la categoría superior que le corresponda. Su contratación, mientras dura su periodo de perfeccionamiento, será por una jornada mínima de cuatro horas, que puede dividirse en dos turnos partidos de dos horas. Y como medida de fomento al empleo su contratación tendrá carácter indefinido.

La jornada laboral del conductor oficial de tercera será de 160 horas. La novedad y beneficios para las empresas es que el cómputo de las horas se hará de forma cuatrimestral y la jornada podrá ser continuada o partida. Si es partida solo podrá serlo por una vez al día y de una a cinco horas. El comienzo y terminación de jornada se realizará en el centro de trabajo, sin tiempo de presencia, espera o disponibilidad. Por lo tanto, no genera el pago de plus por disponibilidad.

Además, de hacer hincapié de nuevo en la aplicación de estos contratos para que las empresas madrileñas puedan ser más competitivas, la asamblea se centró en la aprobación de las cuentas de 2014 y abordó también una interesante charla sobre el dumping social de la mano de Bruno Álvarez, del despacho Sagardoy Abogados. El letrado mencionó algunas prácticas ilegales en la contratación de personal y habló también de las multas que el incumplimiento de la legislación laboral implica. Una interesante información que despertó el debate entre los asistentes que acudieron al acto.

CARRILBUS